ACEPTAR
Esta web solo utilizará cookies analíticas si usted acepta expresamente su instalación en su navegador. Obtenga mas información en nuestra Política de Cookies
Colors Pintures i complements
Español
Catalá


Tratamiento autoclave


En función del riesgo y de las características propias de la madera utilizada, se necesitará dar diferentes tipos de protección. Tradicionalmente, para los usos con riesgo cuatro y cinco,se han utilizado maderas tropicales como la teca que naturalmente poseen resinas y esencias que la protejen de la humedad y los hongos.

Existen múltiples tratamientos, como el tradicional creosotado de las traviesas de ferrocarril y postes de la luz, por pura inmersión ,la impregnación de sulfato cúprico, que tinta la madera de un cierto color turquesa, o el cocido en aceites minerales, pero de todos los tratamientos, hoy parece imponerse como el más eficaz, el tratamiento en autoclave, que permite sustituir la albura de la superficie de la madera por sustancias protectoras, envolviendo la madera con una capa protectora a la vez que se retira la albura, la parte clara de la veta, que es el tejido por donde se inicia la descomposición de la madera por ser menos resistente que el duramen, la parte obscura.
 

Entre los tratamientos en autoclave, el proceso más corrientemente utilizado actualmente es el tratamiento por inyección llamado proceso Bethell. El principio consiste en llenar enteramente de producto todas las células de la madera hasta la saturación completa (proceso con las células llenas). Inmersión completa de la madera. 

Existen también otras formas de aplicación del producto, como por ejemplo la inmersión rápida o aplicación del producto con pinzel o paletina. La saturación no es completa pero el producto actua igualmente. 


 
\"\"       \"\"       \"\"